© 2011. Todos los Derechos Reservados.. Con la tecnología de Blogger.

Blog rank

Search

Cargando...
05 septiembre 2011
Abordar un avión en clase turista garantiza que uno se suba hasta el final, después de que hayan abordado primero los pasajeros de primera clase, ejecutiva u otras de boleto más caro.
Nuevas pruebas indican que éste tradicional método no es necesariamente el más eficiente.
Hay un método que hace ganar 70% de eficiencia: subir a la nave primero a los que tienen asientos pegados a las ventanillas, luego a los que ocupan los asientos de en medio y al final a quienes están en el corredor. Y si eso se combina con alternancia de filas, el tiempo que se ahorra también le puede ahorrar dinero a las aerolíneas.

Es un método matemático desarrollado por el astrofísico Jason Steffen, de los laboratorios Fermilab, de Estados Unidos. Su fórmula podría ser la mejor solución para la congestión dentro de los aviones.
Por filas alternadas

Steffen desarrolló esta técnica durante un viaje que hizo en 2008 y en el que tuvo que hacer una larga cola para sentarse.
Así desarrolló una serie de simulaciones informáticas para hallar el método mucho más rápido para embarcar. Los resultados los publicó en la revista de gestión de transporte aéreo (Journal of Air Transport Managment).
El resultado más eficiente resultó ser el siguiente:
Primero, los pasajeros que están sentados en las ventanas del avión abordan en filas alternadas de atrás para adelante, por ejemplo: 12A primero, luego 10A, 8A, etcétera. Primero un lado del avión, luego el otro.
Luego vienen lo pasajeros de ventanilla del resto de las filas: 11A, 9A, 7A, 5A, etc.
En medio
Después se sube la gente que se sienta en la mitad, también de forma alternada.
Pasillo
Y finalmente, lo mismo, pero para los pasajeros sentados en el pasillo.
Este método evita una situación en la que los pasajeros luchan por el mismo espacio físico.
La idea de Steffen fue puesta prueba por un canal de televisión estadounidense usando una aeronave 757, comparando con otros métodos.
"El método que yo propuse fue el mejor", comentó Steffen.
El astrofísico volverá ahora a su trabajo de rutina, que es diseñar planes para descubrir planetas y estrellas usando el el telescopio espacial Kepler.
Sin embargo, espera que alguna línea comercial se interese por su idea, especialmente cuando podría suponer el ahorro de millones de dólares.


Fuente:
 Miércoles, 31 de agosto de 2011

0 comentarios:

Buscar en la Web

Entradas populares